Tipos de barajas de Tarot

El Tarot nace en Francia y el de Marsella fue el que adquirió más popularidad, a partir de este han existido infinidad de tipos de barajas de Tarot tales como el Celta, el Gitano, el Egipcio, los satíricos, el de Osho… y así podría darte una lista interminable, todos con sus características e historia propias.

Me centraré en estas páginas, en brindar una breve reseña de las barajas de Tarot más reconocidas, las antiguas Visconti-Sforza y Marsella, junto a otras más modernas como la de Rider-Waite, Crowley y el Tarot Negro o Black Tarot.

Tarot de Visconti-Sforza

Tarot Visconti-SforzaTiene su origen en Bérgamo, Italia, en el SXV, de la mano de un artista en miniaturas llamado Francesco Sforza, quien se basó en la baraja creada anteriormente por su suegro, otro artista llamado Filippo María Visconti, Duque de Milán. De los apellidos de ambos, nace el nombre de esta baraja.

Hasta la actualidad han llegado un conjunto incompleto de aproximadamente 15 barajas que se hallan en poder de varios museos, bibliotecas y colecciones privadas alrededor del mundo.

Estas cartas tienen una gran interés debido a la belleza y detalle de su diseño, creadas originalmente en materiales preciosos y reproducidas por los miembros de las familias Visconti y Sforza en prendas de vestir y accesorios.  Esta baraja ofrece por tanto, una clara visión de la vida nobiliaria en el renacimiento de Milán.

Tarot de Marsella

Tarot de Marsella - Arcanos mayoresEsta popular y colorida baraja, precursora del Tarot en Europa, nace a fines del SXIV en Francia y se supone que proviene de Italia, pero que sus verdaderos ancestros  se encuentran en Asia Central o Egipto. Como ves su origen no está nada claro.

La primera baraja que se conserva, es la diseñada por Jean de Noblet en el siglo XVII con dibujos de carácter medieval.

Esta es la baraja que utilizamos en este manual. Está formada por 78 cartas (22 arcanos mayores y 56 arcanos menores representados por Oros, Copas, Espadas y Bastos). Sus sencillos dibujos y su gran facilidad de interpretación la convierte en la preferida de la mayor parte de los tarotistas.

Tarot de Rider-Waite

Tarot Rider-WaiteEsta es mi baraja preferida y de hecho, con la que trabajo. No hay un por qué, simplemente le tengo un especial cariño pues es la primera baraja que cayó en mis manos.

Esta baraja tiene su origen en Inglaterra y fue creada por Waite, en el año 1903. Waite es el fundador de la Orden de los Rosacruces e ideó la baraja para plasmar sus creencias. Según Waite, el Tarot representa al universo.

Los arcanos se basan en los del Tarot de Marsella, pero sus colores son mucho menos brillantes y sus dibujos tienen importantes diferencias.

Esta baraja fue impresa por primera vez en el año 1911 por un editor londinense llamado Rider y de ahí proviene su nombre compuesto.

Tarot Aleister Crowley

Barajas de Tarot Aleister Crowley Frieda HarrisEsta baraja de Tarot fue pintada en acuarela por la egiptóloga Lady Frieda Harrys entre los años 1938-1942. El Tarot fue publicado en el año 1944.

De estilo surrealista y abstracto, y temática erótica y de fantasía, este precioso Tarot se publicó inicialmente en blanco y negro en El Libro de Toth en 1944, y en 1947 se publicó en color.

Crowley fue el alumno más famoso de la Orden Golden Dawn, se llamó a sí mismo la Gran Bestia, Frater Perdurabo y Maestro Therión.

Destacaba por su gran excentricidad, en sus rituales mágicos abundaban las drogas y el sexo, sin embargo fue un serio estudioso del esoterismo e imprimió a sus cartas estas inclinaciones.

Curiosidad: El Mago en el Tarot de Crowley existe hasta en 3 versiones diferentes. El motivo es que Frieda Harris llegó a pintar hasta ocho veces esta carta hasta que Aliester Crowley se decidió por una de ellas.

Este Tarot también es llamado “El Espejo del Alma”.

Tarot Negro o Black Tarot

Cuanto más cerca de la luz estés, mayor será tu sombra…

Baraja de Tarot Negro Black TarotEste tipo de baraja de Tarot atrae a muchos por su oscuridad y sensación de prohibido. La más conocida es la baraja de Luis Royo, que consta de las 78 cartas de siempre, con sus 22 arcanos mayores y sus 56 arcanos menores, a los que se suman un libro conteniendo la explicación de cómo interpretarlo.

El Tarot Negro pretende entrar en nuestra parte más oscura y recóndita, aquella en la que no nos atrevemos a entrar ni nosotros mismos. Nos revela cosas de nuestro pasado, miedos y malas experiencias. Los dibujos son similares a los del Tarot de Marsella, pero añaden un tinte siniestro.

Cabe recordar que al ser un Tarot con características tan oscuras, muchos aconsejan no utilizarlo a diario puesto que dicen que puede atraer energías negativas. Asimismo hay quien recomienda guardarlo en una tela o caja de color negro para repeler las malas vibraciones.

En general es una baraja cuyos 22 arcanos mayores producen temor, pero hay siete con los que hay que tener mayor cuidado, estos son: El Loco, El Ermitaño, El Colgado, La Muerte, El Diablo, La Torre y La Luna.

Es importante fijarse hasta en los más pequeños pequeños detalles al leer esta baraja y también leerla en su conjunto. Observar qué arcano observa a qué arcano, hacia dónde se dirigen sus manos, sus piernas…

Luis Royo dibujando barajas de Tarot

Tarot y piedras: una unión indisoluble

La energía de las piedras está muy unida a la energía del Tarot; ambos se complementan y juntos nos brindan toda la sabiduría que necesitamos a la hora de proceder a la interpretación.

Los minerales son utilizados desde que el hombre tuvo conciencia de su futuro para predecir los caminos que debía tomar; la idea era ampliar y plasmar en un objeto la fuerza de su subconsciente. Su fuerte unión con los Arcanos Mayores es innegable.

Tarot y piedras están íntimamente unidos; los grandes tarotistas no conciben a uno sin el otro. Si has visitado algún tarotista, habrás visto que además de las siempre presentes velas de colores, están acompañados por piedras y cristales de diferentes tipos; ya sea que estén ubicadas unas sobre otras en algún recipiente colocado estratégicamente o en forma péndulos de gemas de color azul, rosa, ahumado, amatista, sodalita, esmeralda y otras gemas de gran valor energético.

Como habrás entendido ya, estas piedras no están junto a las cartas de Tarot para adornar, sino ejercen un gran poder a la hora de realizar una interpretación del Tarot e incluso utilizan Tarot y piedras para limpiar sus propios chacras.

Cuando aprendes a leer las piedras, comienzas a comprender la verdadera magia del Tarot. Empiezas a “oír” su significado real. En definitiva, a medida que avanzas en la comprensión del Tarot, te es imprescindible asociarlo con las gemas, los cristales y las piedras.

Magnetizar el Tarot con las piedras y viceversa

Antes de realizar una tirada, es ideal sincronizar la energía natural de nuestras piedras con las cartas del Tarot.

Tarot y piedras amatistas

Encuentra este artículo en nuestra tienda

Como ejemplo, puedes magnetizar la carta Los Enamorados con tu péndulo de gemas rosadas o tu péndulo de cuarzo amatista. De este modo, cuando uses tus cartas de Tarot y aparezca la carta de Los Enamorados, estarás dándole fuerza a la puerta del destino del consultante para que se abra exactamente en el lugar donde lo espera el amor de su vida. Asimismo ayudarás a tu subconsciente a leer con mayor exactitud el significado de la carta de Los Enamorados cuando se combine con otras.

En el otro sentido, puedes magnetizar tus piedras con las cartas del Tarot. Tomando el ejemplo anterior, si deseas atraer el amor a tu vida, pasa tu péndulo de piedra rosa sobre la carta de Los Enamorados y llévalo contigo a todas partes. Esto mismo puedes hacerlo con el trabajo, la salud, la fuerza, etc., en definitiva,  cualquier otro significado de una carta de Tarot puede ser transmitido a una gema y viceversa.

Puedes además, “limpiar” tus nuevas cartas de Tarot utilizando las piedras y mantenerlas así libre de influencias de otras personas que las hayan tocado antes.

 Tarot y piedras, un amor incondicional

Péndiulo de piedra natural rosaEs muy sencillo magnetizar Tarot y piedras; a medida que te familiarices con ambos, verás que ellos mismos te indican con qué carta es más afín cada piedra y con el tiempo, no podrás dejar de relacionar unos con los otros.

Cuanto más magnetizadas estén tus piedras con tu propia energía y vibración, te será mucho más sencillo transmitir ese magnetismo a tus cartas.

Asimismo puedes tener un péndulo magnetizado con tus vibraciones (esto se consigue naturalmente tras utilizarlo durante algún tiempo) y entonces usarlo para magnetizar cada una de tus cartas del Tarot. En este caso, te recomiendo guardar siempre tu péndulo en la misma caja o bolsa en la que guardas tus cartas. La capacidad adivinatoria que te brindará esa unión será infinita y tus cartas estarán siempre limpias de las malas energías externas.

Como habrás visto, es innumerable la cantidad y variedad de combinaciones que se pueden realizar entre las cartas del Tarot y las piedras; muchas veces ni siquiera necesitas conocerlas a fondo, sino que simplemente has de dejarte llevar por tu subconsciente para relacionarlas.

Con la práctica, las vibraciones de cada piedra, te hablarán por sí solas de las cartas con las que son más afines.

Para que puedas comenzar, en breve te mostraré en breve la relación convenida por los grandes tarotistas entre los Arcanos mayores y cada piedra, gema o cristal. Pero luego hazme caso, déjate llevar por tu propia intuición y sensaciones más íntimas.

Orígenes del Tarot

Orígenes del tarotAlgunos atribuyen los orígenes del Tarot a los egipcios, otros a la cábala y otros a la época medieval, lo cierto es que el origen del Tarot no está claro, por tanto ten presente que leerás diferentes historias y teorías que solo te acercarán a la verdad de su nacimiento como arte adivinatorio. Tampoco se sabe si los arcanos menores y los mayores fueron creados juntos o por separado, sin embargo conocer su origen aproximado también suma a la hora de transformarte en un experto tarotista.

Se cree que el concepto del Tarot como juego de cartas, nace por primera vez en el siglo XV, en Milán, Italia. Al menos, la primera baraja conocida es la perteneciente al duque de Milán, denominada actualmente baraja de Visconti-Sforza.

La cuestión es que si analizamos las figuras del Tarot, vemos que contienen símbolos originados en numerosas creencias, como el cristianismo medieval si pensamos en El Papa o La Papisa; sin embargo encontramos al paganismo claramente presente en él, si tenemos en cuenta cartas como El Mago. Asimismo su paso a ser un juego de predicciones y artes adivinatorias lo sitúa en el centro mismo de la cultura pagana.

Inicio del Tarot como arte adivinatorio

No siempre fue el Tarot un arte adivinatorio. A fines del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX las cartas del tarot fueron asociadas al misticismo y a la magia en el momento en que un clérigo suizo llamado Antoine Court de Gébelin, publicó en el volumen I de Le Monde Primitif, un estudio sin ninguna evidencia constatable acerca de la simbología antigua y su relación con la moderna. Este clérigo afirmó que la palabra “Tarot” provenía de “Tar”, que signifca “real” y “ro”, que significa “camino”, por tanto lo definió como un camino real a la sabiduría.

Gébelin, sostuvo que los veintidós arcanos mayores constituyen un antiguo libro egipcio: El Libro de Thoth, salvado de un gran incendio que destruyó los templos. Aunque nada sustentaba esta teoría y aunque los egiptólogos modernos negaron que existiera relación del tarot con el Libro del Thot, el punto de vista de Gébelin triunfó y la relación del Tarot con el ocultismo quedó establecida.

Una cultura que utilizó el Tarot desde que se tiene conocimiento de su existencia, es la cultura gitana; se dice que tanto sus prácticas esotéricas como el Tarot, sobrevivieron a la Inquisición gracias a que dicha cultura no era su objetivo principal. Fue Gébelin quien afirmaba que los símbolos esotéricos del Tarot se difundieron por toda Europa a partir de las tribus nómadas de los cíngaros o gitanos.

En el siglo XVIII, las cartas de Tarot fueron publicadas por primera vez como un método de adivinación por Jean-Baptiste Alliette, un ocultista francés que alteró las letras de su nombre para transformarlo en “Etteilla “. Fue él quien diseñó el primer mazo de Tarot esotérico y le añadió significaciones astrológicas y egipcias a las cartas, de forma tal que alteró el diseño marsellés.

Las barajas de Etteilla aún existen, aunque las modernas ilustraciones de Smith y Waite y el mazo “Thoth” de Aleister Crowley  lo han superado en popularidad.

Durante el reinado de Napoleón I, fue Marie-Anne Le Normand quien hizo popular la adivinación y la profecía a través del tarot, debido en parte a que tenía influencia sobre la popular Josefina de Beauharnais, primera esposa de Napoleón. Se dice, sin embargo, que Josefina no utilizaba el tarot de forma habitual.

No quiero extenderme más ni llenarte de nombres y fechas que nunca recordarás; lo importante es que tengas una idea general de los orígenes del tarot y sumes este conocimiento para aumentar tu capacidad de utilizarlo.

Saber más sobre los orígenes del Tarot

Cómo medir el tiempo en el Tarot

Cómo medir el tiempo en el TarotCómo medir el tiempo en el Tarot, es una de las dudas más comunes de los iniciados en el arte de tirar el Tarot, es cómo saber cuánto tiempo pasará para que determinada situación se produzca. De hecho, en el Tarot no existe el tiempo propiamente dicho; sino que existen las fuerzas actuando a partir de las decisiones tomadas por cada uno de nosotros, haciendo uso de nuestro libre albedrío.medir tiempo en el Tarot Una de las dudas más comunes de los iniciados en el arte de tirar el Tarot, es cómo saber cuánto tiempo pasará para que determinada situación se produzca.

Existe una manera de aproximarse a la idea de tiempo con los arcanos menores y es con la siguiente estructura:

  1. Las Copas: representan los días y el invierno.
  2. Los Oros: representan las semanas y el verano.
  3. Los Bastos: representan los meses y la primavera.
  4. Las Espadas: representan los años y el otoño.

Los arcanos mayores del I al XII también son utilizados para determinar el mes en que sucederá algo. Por ejemplo, si preguntas cuándo se estabilizará una situación laboral y aparece el X, significará que probablemente sea dentro de 9 a 10 meses.

Asimismo puedes idear tu propio método de determinar fechas puesto que en el Tarot nunca está dicha la última palabra y cada uno puede utilizar la forma de predecir que le sea más afín; si inventas una para ti y la usas durante un tiempo determinado, las cartas se magnetizarán a esa forma tuya y responderán a la misma. Confía en ti.