Tirada de la Cruz simple

La tirada de la Cruz simple es una modalidad muy sencilla y útil para quienes están iniciándose en el arte de tirar la baraja del Tarot, aunque requiere de algo más de memoria que la tirada de las Tres cartas puesto que consta de cinco cartas ubicadas en el orden que se muestra debajo y en forma de cruz.

Tirada de la Cruz simple - Crystal Tarot

Esta tirada tiene muchas variantes, sin embargo te enseñaré la que yo prefiero y de hecho utilizo desde hace más de 20 años.

Objetivo de la Cruz Simple

La Cruz Simple tiene por finalidad aclarar en nuestra mente una situación por la que atravesamos y que no llegamos a comprender cómo se originó ni cómo se encuentra actualmente. Es por tanto una modalidad muy práctica y de las más utilizadas.

Paso a paso

  1. Se mezcla la baraja cinco veces y se pone sobre la mesa para que el consultante corte en cinco partes.
  2. Se le pide que mientras realiza los cortes, mantenga en su mente la situación sobre la que quiere efectuar la consulta.
  3. Se unen las cinco partes del siguiente modo: primero el montón del medio sobre el que está a su izquierda, luego ambos sobre el que está a la derecha, a continuación se juntan con el que queda a la izquierda y luego todos sobre el último montón de la derecha.
  4. Se ubican las cinco cartas por orden y en forma de cruz sobre la mesa, boca arriba.

Significado de las cartas, según su posición

  1. En la posición 1, ubicamos la carta de la izquierda que es la que nos indica con qué elementos a favor cuenta el consultante en esa situación. Puede tratarse de algo material, de un amigo, un familiar, una virtud (amor, paciencia, voluntad, ilusión…) una predisposición de los astros, etc., dependerá del arcano que aparezca.
  2. En la posición 2, ubicamos la carta de la derecha que indica exactamente lo contrario. No dice qué elementos en contra están influyendo en la situación del consultante.
  3. En la posición 3,  tenemos la carta fundamental. Es la que nos indicará la situación real del consultante y puede no ser precisamente la que él nos está contando. Bien es sabido que la vida es como un juego de ajedrez, vemos muy claramente las jugadas de los demás, pero las emociones, miedos y pasiones muchas veces oscurecen nuestro entendimiento y nos impiden ver la nuestra propia. Por tanto esta carta nos indicará la situación real, sin estar impregnada por las emociones del consultante.
  4. En la posición 4, encontramos el arcano que nos indica el resultado de la situación, es decir cómo terminará si no se pone remedio para cambiarlo.
  5. En la posición 5, finalmente el Tarot nos da un consejo, que por supuesto solo es una indicación a seguir, nunca ha de tomarse como “palabra santa”. El consultante tiene en todo momento libre albedrío para decidir y así hay que expresárselo continuamente.

Esto es todo, recuerda en todo momento que el Tarot solo indica las situaciones más probables, nunca hace referencia a la verdad absoluta y los acontecimientos siempre pueden variar con las acciones del consultante. El Tarot es bueno para saber con qué posibilidades contamos, pero lo que se hace con ellas depende siempre de cada uno de nosotros.

¡Compartir es vida y amor!

Marcar el Enlace permanente.

¡Deja un comentario!